Hoy un titular dijo

hoy un titular dijo que habías perdido la cuerda 
y pensé en tus zapatos
(los izquierdos, para ser exactos)
y supuse el peligro 
 
cómo será vestir cada uno de tus pies 
con diferentes colores, las mismas diatribas 
en qué convertirás tus noches 
preparando las salidas
(para qué, me pregunté, aislarte como un tocte 
si luego la honda corta las guaridas) 
infieles, grité, para que se abriera el paso

recuerdas por qué la abuela insistía en el camino
era para que no perdamos la vista
o para que la suela no muriera, que es más o menos lo mismo

adivina para qué me sumé a la revuelta 
fue porque yo también creí en tu delirio
de aquello de un nuevo día 

luego la luz despejó la duda
los izquierdos habían perdido sus derechos 
(déjenlo regresar al anonimato, pensé 

pero todavía no te habías ido) 
si el titular dice de tu caída
habrá que llevarte al hospital 

o, quizá, a una zapatería

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s