Sé que tú tienes el poder

sé que tienes el poder
(eso nadie lo duda)
a propósito, qué se siente tener el mando sobre el destino de la gente
supongo que es como cuando el Dany, un estudiante del semestre pasado,
vino a preguntarme entre lágrimas qué podía hacer porque a su chica le habían violado
en su presencia no supe qué hacer porque me cogió en blanco (pero a ti seguramente eso no te pasa porque todo lo tienes pensado y repasado,
¿verdad?) luego reaccioné y le llevé a que hablara con uno de mis colegas, un psicólogo,
que felizmente acogió la solicitud de atenderle sin problema le pude haber dicho que me mostrara el video que dijo que había grabado o le pude haber pedido que me indicara cómo le dejaron sus glúteos golpeados pero no hice eso le agradecí por haber confiado en mí algo tan delicado y le dije que prefería que compartiera los detalles con el psicólogo esa fue mi ayuda: llevarle donde el especialista porque yo no podía ayudarle por el contrario, me da la sensación de que tú le hubieras pedido el video con una de tus muequitas (ya te veo), hubieras repetido la frase “qué pena” y lo hubieras copiado en caso de que el joven, sus amigos o su familia se portaran mal creo que también le hubieras llevado a algún lugar cerrado para observar cómo se quitaba la ropa para enseñarte sus heridas incluso te veo diciéndole que “por eso la chica no debía vestirse así (asado
y sancochado)” o preguntándole si ya habían “hecho el amor” ¿por qué pienso eso? porque ese es el poder, ¿o no? hacer llover, como un mismísimo dios, sobre mojado… pero esa no era la pregunta que te quería hacer lo que quería, más bien, es solicitarte, muy comedidamente,
que les dejaras partir en paz a mi prima y su familia ellos no saben lo que aparentan en realidad son gente común y corriente ¿los títulos? sí, pero eso lo tengo yo, lo tienes tú y hasta tu reemplazo innombrable ¿los elogios? tú te los ganaste mejor dicho, tú les entrenaste en las artes de la alabanza, ¿o estoy exagerando? ¿las mentiras? de lo que yo sé, ellos solo han estado cubriendo tus espaldas si quieres, ellos estarán dispuestos a devolver todo, hasta el último centavo
con tal de poder vivir en paz y digo “paz” porque supongo que todavía vale algo y digo “estarán” porque ellos en realidad ni se han enterado así, como lo escuchas: ellos no saben que he querido intervenir por su bienestar lo hago porque pienso que todos nos merecemos una segunda oportunidad por favor, tú también te la mereces, ¿o ya no? tú también vas a querer vivir en paz, ¿o ya no? sé que tienes el poder por eso acudo a ti sin intermediarios ni rebeldías si el Dany vino a mí, fue para que lo escuchase no para que lo maltratara si el no acudió a ti, dime tú por qué no lo hizo ahora tú puedes hacer algo que tiene mucho sentido: soltar a quien solo te ha oído y, por eso mismo, seguido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s