“Boca de trapos”

“boca de trapos”
así es como se le llama a una persona que habla hasta por los codos
(hasta por el culo, dirían los españoles
y no estarían lejos de la realidad)
pero, por qué lo hacen o, mejor dicho, por qué lo haces tú
algunos dicen que, desde que llegaste al poder y te apropiaste del micrófono, ¡has hablado
11meses15días23horas sin parar! “hijito, ¿qué has hecho con tu lengua (garganta, estómago, hígado, corazón…)
–me muero…, por dios!–”, sería la pregunta que tu mamá podría plantearte en realidad, creo que muchos te plantearíamos la misma interrogante lo lógico, como ya te puedes imaginar, es decir: hasta cuándo especialmente si lo que deberías hacer es preparar las maletas para irte es como cuando alguien te está dando placer sexual oral y llegas al orgasmo qué es lo que instintivamente haces, sino quitarte la boca ajena de encima
porque en realidad te produce molestia pues lo mismo pasa con el micrófono, este también se resiente no se diga los oyentes y, como sabes, ¡lo peor es el resentimiento! no sé si te acuerdes de lo que decía la abuela al respecto: lo mismo y lo mismo y lo mismo cansa, fastidia, molesta…, hiere (de ahí el concepto de “estar harto”) por una sencilla razón: si no se deja espacio para el respiro,
todo se vuelve monótono y vertical (¿te has dado cuenta de eso?) es como si estuvieras llamando a comer ahí, parado encima del palacio
de gobierno con megáfono en mano, gritando “a comer”, una y otra vez, sin parar mejor dicho, sin darte cuenta que la gente ya se acercó, comió y se fue (y otros ni siquiera te hicieron caso porque no quieren que les des de comer porque quizá lo que quieren es preparar sus propios alimentos con sus propias manos son los que no se inmutan por tus amenazas, falacias, gritos, mentiras, ofensas… o, simplemente, los que ya no creen en ti (el 19 de febrero el número de personas en esta categoría llegó al 60%, ¿te diste cuenta?)) y ya tocó el amanecer y tú sigues balbuceando “a comer” como un gallo trasnochado o ciego que canta cuando le viene en gana así creo que te ven algunos y eso simplemente es triste hablar sin cesar no quiere decir que tengas la razón solo quiere decir que te gusta el micrófono ¿piensas en que mientras más hablas, más te escuchará la gente y más pensará
como ti o, por lo menos, más actuarán como quieres que actúen? (si es esto último, eso se llama “manipulación”, por si acaso y yo me reúso a creer que tú hayas optado por el resentimiento, fruto de la manipulación) ¿qué te dicen tus “colaboradores”?
Querido Señor Presidente,

lo que esperábamos de ti no es la letanía
de que tú eres nuestro salvador
o que el país inició contigo
o que solo tú puedes iluminar el camino
o que solo tú sabes la verdad
o que gracias a ti…
una serie de cuentos

lo que esperábamos de ti es la capacidad
de callar y escuchar
para que con ese conocimiento
(que atravesándote el corazón se supone que tuvo que haberte llegado a la razón)
puedas formular cosas coherentes
(planes y proyectos, las llaman los técnicos)
que podamos apoyar

lo que esperábamos de ti es la paz
y, por qué no, el buen ejemplo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s