El uno se inventó para empezar a caminar

el uno se inventó para empezar a caminar
como bastón travieso en busca de ciudad

o como escalera que se empina a franquear
el inconsciente frío de tanta soledad

un día al verse al espejo no supo interpretar
si era solo teatro o problema de amistad

otro día repentinamente aprendió a amar
al propio o extraño, ¡qué barbaridad!

una tarde equis aprendió a sumar y restar 
uvas peras manzanas y curiosidad 

caminamos desde entonces sin frenar
¿es ilógico por tanto hablar de libertad?

uno más uno son dos
dos más dos son cuatro
cuatro y cuatro ocho
¡qué está haciendo el lobito!

las cosas como ves se mezclan sin cesar 
¿el tren de la historia? ¡vaya gravedad!

el uno se inventó para empezar a caminar
el uno se inventó para rifar tanta vanidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s