Sacarme la madre

sacarme la madre 
despojarme de mi hombría
consignarme a la clausura
olvidarme

olvidarme 
que el infierno sigue verde 
que su evangelio dice ser amigo 
y salir

y salir
a incendiar las llantas del silencio
mientras 
  sonrío y
me trago el lloro

me trago el lloro 
porque otros heridos van conmigo
y se dejan llevar 
  enmudecidos
sin una rebeldía, sin una esperanza*



__________
* Tomado de J. Marín Cañas, El infierno verde, 1935.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s