Carta desde la cárcel

carta desde la cárcel:

QUERIDOS CONCIUDADANOS Y CONCIUDADANAS:

Hoy, cuando la Patria yace muy lejos y me encuentro a la puerta de las postrimerías de mi
vida, recurro ante ustedes para que, como el Cristóbal Colón que espera al sacerdote, sepan
comprender el ardiente amor que me hizo entregarme a Ustedes, Mi Pueblo, y dar todo de
mí. Ustedes recordarán, queridos Compatriotas, que, cuando tomé las riendas de Nuestra Tierra,
todo estaba quebrantado y enlodado por las manos sucias de la ineptitud e indecencia,
también por el embotellamiento del que usufructuaban las supuestas “élites” que iban a
sacarnos de la pobreza y que, dada su soberbia, nunca lo hicieron. Fue justamente en ese
contexto que me uní a la protesta social para luchar por Nuestros Derechos ciudadanos y
derrocar a un miserable dictadorzuelo que, habiendo nacido entre las armas, no hacía honor
a su uniforme y solo se dedicaba a enriquecer su ego y su bolsillo. En ningún instante, como les consta a cada uno de Ustedes, mi afán fue el de perpetuarme
en el poder, como la prensa corrupta y sus aliados quisieron hacernos creer. De hecho,
todos estos años fueron muy pocos y pasaron volando; y, a pesar de eso, hicimos bastante,
¡bastantísimo! Mi lema, Ustedes recordarán, siempre fue de altura: vencer la desdicha con el
sudor del trabajo, porque solo así podíamos poner la casa en orden. A propósito de aquello, permítanme dejar en claro que, contrario a lo que han publicado
todos estos años unos dizque historiadores, cuando Yo tuve el honor de ejercer la
Presidencia, mi mayor preocupación fue trabajar para alejar a la Patria del caos, y no pasar
cruzado de brazos. Eso solo hacen los mediocres y, da la casualidad, que ni ustedes ni yo ni
nadie que me acompañó y que estuvo comprometido con las arcas fiscales, fue de tal calaña.
Eso, Compañeros, debe quedar claro. Parece que los amargados de siempre, como no tienen nada más que hacer, ahora andan
diciendo barbaridades. Seguramente, como a ninguno de ellos se les invitó a recorrer la
Patria, ninguno puede recordar los viernes por la noche cuando nos reuníamos para preparar
cada mensaje semanal a la Nación. Por eso, ¿qué van a saber ellos si solo rencor emana de su
corazón! ¿Recuerdan lo que cantábamos para alimentar nuestras almas los días sábados?
Jamás olvidar, Compatriotas, aquellos hermosos cánticos, como el de “¡Adelante, Ecuador,
adelante, que sí se puede y siempre se podrá!”, que todavía hacen palpitar a la Nación. Finalmente, amados Amigos y Amigas, como Ustedes comprenderán, son en estos
momentos, en los que aunque solo cabe agradecer a quienes nos acompañaron en el camino
y nos brindaron el apoyo debido, también hay que añadir una o dos cosas para pedir
disculpas si en algo les he ofendido. Déjenme decirles que si eso sucedió, no fue por mi
agrado o capricho. Hombre de buen corazón, qué más hubiera yo querido, sino tenerles
a mi lado, cobijarles con la protección del Padre que sabe lo que hace aunque sea
incomprendido. De ahí que si yo les llegara a faltar, recuerden Ustedes cada una de las
carreteras, cada uno de los hospitales, cada una de las escuelas, que hombro a hombro
alzamos y que jamás, por más plata que se tenga, podrán ser mejorados. Para despedirme, debo agradecerles por el fantástico apoyo que ha tenido el Museo
Revolucionariamente Contemporáneo, donde no solo está de pie mi estatua de bronce
(que, dicho sea de paso, no era de que se molesten tanto) sino también todos los
recuerdos que les heredé, porque Yo, hombre de buen corazón, jamás me quedé con un
centavo que no sea el mío. ¡Adelante, Ecuador, adelante, que sí se puede y siempre se podrá! El Presidente de la República Al Este de Europa Abril 20--

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s